LA CARGA PÚBLICA Y COVID-19

La Asociación de Abogados de Inmigración de Estados Unidos (AILA, por sus siglas en  inglés) ha emitido este aviso sobre covid-19 y la norma de la carga pública:

  1. ¿El hacerse pruebas y obtener tratamiento o atención preventiva para covid-19 tendrá impactos en la solicitud de inmigración de mi cliente bajo la norma de la carga pública?

El 13 de marzo, los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de EE. UU. (USCIS, por sus siglas en inglés) anunciaron que la agencia no considerará “pruebas, tratamiento o atención preventiva (incluso vacunas si hay una disponible) relacionadas con covid-19” como parte de la determinación de la carga pública, ni con relación a la condición de beneficio público que corresponde a ciertos no inmigrantes que buscan una extensión de estancia o cambio de estatus, aunque ese tratamiento se provea o pague por un beneficio público o más (por ej.: Medicaid financiado federalmente).  USCIS alienta a cualquier persona con síntomas que parezcan ser de covid-19 (por ej.: fiebre, tos, falta de aliento) para que busquen el tratamiento médico o servicios preventivos necesarios.  USCIS ha indicado que tal tratamiento o servicio preventivo “no afectará negativamente a ninguna persona extranjera como parte de un análisis futuro de la carga pública”.

  1. ¿Obtener seguro de desempleo afectará la solicitud de inmigración de mi cliente bajo la norma de la carga pública?

Generalmente, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) no toma en consideración los pagos de seguro de desempleo para propósitos de efectuar una determinación de la carga pública.  Como explicó el DHS en su norma final de improcedencia con base en la carga pública, “el DHS no consideraría beneficios de jubilación del seguro social, estado y federales, discapacidad del seguro social, educación possecundaria y beneficios de desempleo como beneficios públicos bajo la determinación de improcedencia de la carga pública, ya que se considera que estos son beneficios que la persona ha ganado por medio de su empleo y deducciones de impuestos específicas”.  Además, en el volumen 8, parte G, capítulo 10 de su Manual de Políticas, USCIS indica que los beneficios de desempleo no los considera en una determinación de improcedencia de la carga pública ya que USCIS considera el seguro de desempleo como un beneficio “ganado”.  Para una lista no exhaustiva de otros beneficios públicos que USCIS no considera en la determinación de improcedencia de la carga pública, por favor vea el volumen 8, parte G, capítulo 10, del Manual de Políticas de USCIS.

El Departamento de Estado de EE. UU. (DOS, por sus siglas en inglés) no ha confirmado si el tratamiento o atención [médica] relacionados con covid-19 se considerarán como parte de su análisis de la totalidad de las circunstancias de la carga pública.  Además, la norma final provisional del DOS y el Manual de Relaciones Exteriores no abordan directamente el asunto de cómo los beneficios de desempleo afectarán determinaciones de la carga pública hechas por agentes consulares en los consulados de EE. UU. en el extranjero.  El Comité de enlace del DOS de AILA busca que el DOS aclare la forma en que los agentes consulares incluirán pagos de seguro de desempleo en las determinaciones de la carga pública en los consulados de EE. UU. en el extranjero.